Brasil, la consolidación de un país emergente

Esta semana hemos conocido cifras sobre la actividad económica de Brasil en 2010, y de las que daba buena cuenta ‘The Economist’. La economía del país sudamericano se expandió un 7,5%, superando a Italia como séptima potencia mundial. En cuanto a la renta per cápita, Brasil cerró el año superando también a México. Una actividad tan enérgica ha producido un sobrecalentamiento de la economía, y la inflación ha pasado a ser un verdadero problema que la nueva presidenta, Dilma Roussef, se ha propuesto combatir recortando el gasto público, y el Banco Central elevando la tasa de interés. Los pronósticos para 2011 son, no obstante, que el PIB crezca entre un 4,5% y un 5%.

 

En cuanto a sus relaciones comerciales con el extranjero, Brasil quiere tener una voz cada vez más importante. Según el ‘Financial Times’, el gigante latinoamericano es el mayor exportador del mundo de café y azucar, el segundo de soja y el tercero de maíz, y tiene un amplio margen para mejorar sus cosechas, gracias a la extensión de sus terrenos cultivables. El gobierno del país se encuentra, no obstante, ante un dilema: necesita la inversión extranjera para desarrollar su agricultura, pero quiere limitar la acción de los especuladores. Por ello está trabajando en una reforma legal que dificulte el acceso a compañías y especuladores foráneos al servicio de Estados extranjeros, y que estimule la llegada de dinero del auténtico sector privado . Por otro lado, ‘O Globo’ recogía en sus páginas el empeño del ejecutivo de Dilma Roussef por luchar contra la competencia que supone la masiva entrada de productos procedentes de China, a precios muy baratos. Esta entrada torrencial se considera competencia desleal, por lo que se estudia una nueva valoración aduanera que fije un valor tributario a los productos excesivamente baratos.

Con un monto de 40.000 millones, España es uno de los inversores extranjeros más importantes en Brasil. Por este motivo, las relaciones comerciales y económicas entre ambos países será uno de los asuntos prioritarios en la agenda de la ministra de Asuntos Exteriores, durante su visita a Brasilia el próximo 24 de marzo. Los rentables negocios que tienen en el país sudamericano empresas como Telefónica, Repsol o Iberia debería servir de acicate para emprendedores decididos a apostar por un valor seguro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Países. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s