Molinos en la costa

19/07/2011. Dentro del auge de las energías renovables al que estamos asistiendo en los últimos meses, esta semana la energía eólica ‘offshore’ o marítima ha sido la que ha acaparado la atención de la prensa internacional.

Francia continúa dando pasos decisivos hacia la reducción de su dependencia de la energía nuclear. El último lo hemos conocido a través del WSJ, que ha informado del anuncio por parte del gobierno galo de una inversión de 10.000 millones de euros para instalar 1.200 turbinas eólicas en las costas del norte y oeste del país. Francia quiere que en 2020 el 23% de la energía provenga de fuentes alternativas. El plan ha suscitado el interés de Suzlon Energy Ltd, fabricante indio de turbinas, que concurrirá al concurso para suminitrar la infraestructura necesaria para el citado plan. Según las previsiones, la energía eólica ‘offshore’ crecerá un 40% en Europa durante el próximo lustro.

Reino Unido también contribuirá decisivamente a este auge. No en vano, recientemente se han reunido expertos en materia energética para crear estrategias que impulsen la producción de energía eólica marítima, así como para incentivar a compañías eléctricas a que inviertan en la producción de energía verde. Se espera que con las nuevas reformas, la producción de energía procedente del viento alcance en 2020 los 18GW anuales. Todo ello se englobaría dentro del ambicioso proyecto que prepara Chris Huhne, ministro del ramo. El plan contará con una financiación de 177.000 millones de dólares, a repartir entre las seis grandes empresas energéticas que operan en el país. Las más beneficiadas serán aquellas que produzcan electricidad con menor emisión de CO2, es decir, firmas que trabajan con renovables, como Scottish and Southern Energy, y con energía nuclear, como EDF Energy.

Finalmente, EEUU está más cerca de permitir la construcción de parques eólicos marítimos en la costa del Atlántico. El departamento de Interior estadounidense  ha publicado un informe sobre el impacto medioambiental de la construcción de parques eólicos en las costas de cuatro Estados, todos ellos colindantes con el Atlántico. Según el informe, New Jersey, Virginia, Delaware y Maryland podrían acoger, sin menoscabo de su riqueza medioambiental, numerosas turbinas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Renovables. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s