Resumen de prensa económica internacional

24/07/2011. Hoy les ofrecemos un resumen de las opiniones más prestigiosas, recogidas en la prensa económica mundial, sobre los resultados cosechados por la importante cumbre celebrada en Bruselas, el pasado jueves, entre los líderes de los países de la zona euro.

‘La depresión menor’ es el concepto acuñado por Paul Krugman para referirse al periodo actual, surgido tras el supuesto fin de la recesión en 2009, y caracterizado por una elevada tasa de paro en las dos orillas del Atlántico. Krugman considera que ni en el mejor de los escenarios posibles, aquél en el que el plan consensuado en Brueselas el pasado jueves tuviese éxito, los problemas habrían terminado. Para ello sería necesario que los gobiernos abandonasen su obsesión por controlar el déficit y aumentasen el gasto público, porque ésta es la única alternativa de estimular la economía.

En el ‘Financial Times’, el también premio Nobel Joseph Stiglitz titula su columna de opinión ‘Europa admite finalmente su problema con la deuda para salvar el euro’, y califica la cumbre del jueves como un posible “paso histórico” para la construcción de Europa. Al comprometerse a ayudar a Grecia, la eurozona ha reconocido explícitamente que las dificultades del país heleno afectan a todos. El cuestionamiento del papel de las agencia de calificación y la participación de los bancos en el nuevo plan de rescate aputan en la buena dirección, aunque, con Krugman, Stiglitz considera esencial estimular el crecimiento.

En su sección de opinión sobre Europa, ‘The Economist’ critica la poca definición de los términos que regulan la participación del sector privado en el nuevo paquete de ayudas, ya que la “estructuración más inmediata no es la que atañe a los prestamistas privados, sino a los públicos”. Con tal de evitar que las agencias de ‘rating’ dictaminen una parcial suspensión de pagos en Grecia, por un lado, y de no enfrentarse al BCE, por otro, la UE ha articulado un mecanismo de participación ambiguo.

‘The Guardian’ pregunta a varios analistas y políticos sobre los resultados de la cumbre. George Osborne, ministro de Hacienda británico intenta tranquilizar a sus ciudadanos: no, su país no tendrá que contribuir económicamente. En Alemania, el ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ enfrenta a dos prestigiosos economistas al interrogante “¿Hay que salvar el euro?”. Henrik Enderline, de la Hertie School of Governance de Berlín, se muestra partidario de un mayor compromiso por parte de los Estados para fortalecer un proyecto cuya principal motivación es política, no económica. Fritz W. Scharpf, del Max-Planck Institut, en cambio, es mucho más escéptico hacia una acción política conjunta, ya que ello implicaría la pérdida de soberanía de las diferentes naciones, y soslayaría las profundas diferencias económicas entre los diferentes Estados miembros.

En el diario francés ‘Les Echos’, Philippe Waechter aplaude el fortalecimiento del Fondo Europeo del EFSF mediante la concesión de nuevos poderes, y apunta que la última cumbre ha servido para mostrar el camino hacia una Europa más federalista. A medio plazo, la crisis se solventará aumentando la competitividad de las economís europeas, si bien la política de consolidación fiscal difícilmente posibilitará un crecimiento superior al 1,5% para toda la zona euro en 2012.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s