Resumen de prensa económica internacional: concluye la reestructuración de las cajas, Kodak en apuros y Roussef llega a Europa

España ha sido noticia por el fin del proceso de reestructuración de las cajas. En el ‘Financial Times’ titulan “Consternación por la reestructuración de los bancos españoles”. En la información se hacen eco del anuncio de  Miguel Ángel Fernández Ordóñez, realizado el pasado viernes, de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob, según sus siglas) desembolsará 4.750 millones de euros para nacionalizar NovaCaixaGalicia (NCG), CatalunyaCaixa y Unnim. Desde que se inició el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros, y ante las dificultades para encontrar  inversores privados, han tenido que someterse a control público seis cajas, algo que exacerba la desconfianza hacia el sector bancario español. El último paso del Frob es para la agencia de calificación Fitch “un síntoma del tamaño de las pérdidas potenciales en la cartera de préstamos hipotecarios de las cajas”.

Mal de muchos consuelo de tontos, pero lo cierto es que los problemas económicos se extienden por todo el orbe. El ‘Wall Street Journal’ hace balance del tercer trimestre de 2011, que  se ha cerrado con una caída del 12% del Dow Jones y del 14% en el índice Standard & Poor’s 500. A este dato se suman las preocupaciones por las economías emergentes, fundamentalmente la de China, que han causado estragos en los precios de las materias primas: el cobre, el petróleo y la soja cayeron entre junio y septiembre un 26%, 17% y 9,7% respectivamente. El daño fue mucho mayor en Europa, donde las acciones bancarias sufrieron caídas estrepitosas. Los principales índices bursátiles de Francia y Alemania perdieron más de 25%de su valor, sus mayores caídas trimestrales desde 2002.

En ‘The Guardian’ nos enteramos de que  Kodak, referente en el mundo de las películas fotográficas durante más de cien años, se encuentra al borde de la bancarrota, lo que daría paso a nuevos pretendientes, entre los cuales suena con fuerza Google. Aunque no hay declaración oficial de la situación, la deuda de 160 millones de dólares que arrastra la compañía es un dato suficientemente elocuente para los inversores.

En clave positiva,  el ‘FT’ informa de que la presidenta brasileña Dilma Roussef desembarcará esta semana en Europa con el objetivo de encontrar inversores para la industria de las telecomunicaciones y firmar nuevos acuerdos con las aerolíneas de cara al mundial de fútbol de 2014 y los juegos olímpicos de 2016. “Según nuestras estimaciones, en los próximos cinco años se realizarán inversiones por 70.000 millones de dólares en la construcción de redes de telecomunicaciones”, apunta el ministro de comunicaciones brasileño, Paulo Bernardo. Portugal Telecom, Telefónica y Telecom Italia están entre los tres operadores de telefonía más importantes de un país en el que Roussef pretende que en 2014 el 60% de su población tenga acceso a internet. En el terreno de las aerolínaes, Roussef quiere ampliar los acuerdos existentes desde 12 países a 27, incrementando los vuelos entre ambas regiones un 10%.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s