China flaquea

Paradigma del crecimiento en tiempos de crisis, China comienza a sentir el desgaste de su aceleración económica. Una serie de noticias aparecidas hoy en el ‘Financial Times’ dan cuenta de ello

China Vanke, el mayor promotor inmobiliario de China por cuota de mercado, ha advertido del inminente empeoramiento de las condiciones económicas del sector, con un descenso de las ventas y caída de los precios. “Podemos observar una tendencia a la baja en las ventas de inmuebles, sobre todo en las grandes ciudades. Los precios han comenzado a descender poco a poco, por lo que creemos que, incluso quienes están decididos a comprar, esperarán para hacerlo”, ha señalado Shirley Xiao, presidente de la compañía. Analistas de todo el mundo corroboran este diagnóstico, advirtiendo de las peligrosas consecuencias sociales y económicas que, para el gigante asiático, tendría un colapso del mercado inmobiliario.

En otra noticia leemos que suben los costes laborales en el país, a la vez que se incrementan los salarios: los sueldos más bajos han aumentado un 22%. La información ha suscitado diversas reacciones, pues para el gobierno, que ha hecho del aumento de los ingresos de sus ciudadanos una prioridad, el dato es positivo; los economistas advierten, en cambio, que el aumento de los costes laborales añade presión a las empresas, en un contexto de baja demanda global. Las consecuencias de estas variaciones ya han comenzado a percibirse: las exportaciones chinas descienden y ganan terreno las de países como Vietnam y Bangladesh. 

 ‘Agua: la escasaz amenaza el crecimiento’ es el titular para una noticia que nos cuenta que China se enfrenta a la contradicción de concentrar el 20% de la población mundial pero poseer sólo el 7% de las reservas globales de agua, una tasa que la sitúa, en este aspecto, entre los países más pobres del mundo. El problema ha crecido al compás de la expansión económica, y algunas ciudades como Kunmig (cinco millones de habitantes) han tenido que imponer restricciones en el consumo. El gobierno está intentando subsanar este déficit mediante un mayor gasto en infraestructuras hídricas, incentivando un menor consumo y endureciendo las normas sobre la contaminación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Resúmenes de prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s