Análisis Masscom: a Marruecos por Cataluña

Con una población de casi 32 millones de habitantes y un PIB de 2.555 dólares por persona, Marruecos es un país de indudable interés para la economía española. Así lo señala el ICEX en su informe de 2011, enumerando algunos de los atractivos del país vecino: con un 16,6% sobre el total, España es el segundo importador de bienes marroquís, sólo superado por Francia. En cuanto a las exportaciones españolas, en 2010 Marruecos fue el principal cliente de África, sobrepasando con gran diferencia al resto de países del continente. A este dato ha ayudado la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación entre la UE y Marruecos, que ha supuesto la eliminación o gradual disminución de los aranceles que gravan la importación de bienes industriales. Debe tenerse en cuenta además que la proximidad geográfica facilita el suministro de productos fabricados en el país magrebí, ya que las entregas a los mercados de España, Francia y Portugal pueden realizarse en un plazo de entre 24 y 48 horas.

Cataluña es una de las comunidades españolas que más invierte en Marruecos. Hasta allí se ha desplazado esta semana  el presidente del ‘govern’ catalán, Artus Mas, encabezando una misión de negocios en la que se han inscrito 120 empresas para establecer lazos de cooperación. ‘L’Economiste’ ha aprovechado la ocasión para realizar una entrevista en la que Mas reconoce el interés de su autonomía por el país marroquí como socio empresarial, especialmente en áreas de negocio como la agricultura y agro-industria, el turismo, la maquinaria y tecnología industrial, la maquinaria textil y el sector inmobiliario. El ‘president’ cita el ejemplo de Roca, que es una de las plataformas industriales catalanas con mayor implantación en África, donde copa el 70% del mercado de productos sanitarios.

En las páginas del mismo diario y a propósito del viaje comentado, leíamos al día siguiente una noticia titulada ‘Marruecos/España: la gran ofensiva catalana’. L’Economiste contaba que las inversiones catalanas en suelo marroquí han crecido con fuerza desde 2008: en la actualidad representan el 90% de las realizadas por el Estado español. En su viaje, Mas ha inaugurado la primera fábrica en terreno marroquí de Relats, empresa especializada en el aislamiento de transmisiones eléctricas. Otra firma como Bamesa, suministradora de productos siderúrgicos laminados, está negociando la implantación de una factoría en la zona franca de Tánger.

El gobierno de España también está intentando afianzar sus relaciones con el país magrebí. Tras las visitas de Mariano Rajoy y la ministra de Agricultura, esta semana ha sido el turno de Jorge Fernández Díaz, ministro de Interior, que se ha reunido con su homólogo marroquí para abordar, desde una perspectiva conjunta, cuestiones relativas a la seguridad. Ambos ministros han sellado un acuerdo de cooperación bilateral en dicho  terreno, algo que se traducirá, por lo pronto, en  que las comisarías de Tánger y Algeciras comiencen a cooperar en su lucha contra el crimen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Países. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s