Análisis Masscom: La alimentación nunca falla

En los periodos de crisis se ha demostrado que hay ciertos productos que nunca dejan de venderse, como los productos de cosmética femenina, como barras de labios de precios asequibles. El derecho a darse un capricho, aunque sea simbólico, resiste a cualquier tiempo de apreturas. También esta crisis nos está demostrando que, paradójicamente, el sector del lujo vive sus mejores años: China, Brasil e India y sus nuevas fortunas están regalando cuantiosos beneficios a casas como Gucci o Louis Vuitton.

Pero si hay otro sector que parece mantenerse al margen de los vaivenes financieros es el de la alimentación, base de la pirámide consumista. Lo demuestran los cien años que ha cumplido la clásica galleta Oreo, en inmejorable salud, como publica ‘Le Monde’. Es la galleta más vendida del mundo, con presencia en más de cien países, y reporta cada año más de 1.500 millones de dólares a su casa matriz, Kraft.

La seguridad que aportan los bienes de consumo comestible lo sabe la cadena de supermercados británica Morrisons, que ha decidido focalizar su apuesta por la alimentación. Es la tendencia opuesta a la mayoría de las grandes cadenas de supermercados británicos, en los que se venden a la vez electrodomésticos, ropa o baterías de cocina. En Morrisons, explica un artículo de ‘The Times’, creen que mejorando la disposición de los alimentos y el entorno pueden afianzarse como supermercados de calidad, dejando el resto de productos para la venta por internet, con dos líneas de negocio diferenciadas.

Y si el sector del textil es una letanía de establecimientos que se ven obligados a echar el cierre definitivo, no pasa lo mismo con las cadenas dedicadas a los productos de comida. Si bien Tesco está encontrando dificultades para consolidar su cadena de comida rápida Fresh & Easy, la firma también británica Pret A Manger prosigue su expansión internacional, y se atreve incluso con Francia. El viernes 9 de marzo pone su ‘pica en Flandes’ en el país vecino con la apertura de un primer local cerca de los Campos Elíseos parisinos, informa la prensa gala.

 La confianza del consumidor decae hacia el consumo tradicional, pero parece dar muestras de resistencia en la alimentación, que vivió un aumento del 2,3% en febrero en Reino Unido. Pizzas, pudding y pasteles son los productos más solicitados, según los datos del British Retail Consortium, que publica ‘The Times’, lo cual debe ser tenido en cuenta por el inversor despierto.

Foto: Flickr

Foto: Flickr

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alimentación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s