Análisis Masscom: E-commerce, Zara y finos huecos para los pequeños

El panorama del comercio mundial presenta no pocas sombras, así como la posibilidad de un cambio de paradigma que podría tener serias consecuencias en la parte más tradicional del sector. Un reciente informe de Deloitte traza un panorama sobre el sector comercial británico en el que las cafeterías y los puestos de internet serán cada vez más numerosos, en detrimento de las tiendas tradicionales, y las fronteras entre lo físico y lo virtual irán mezclándose progresivamente. Así, cuatro de cada diez tiendas podrían verse abocadas al cierre, debido al creciente uso de internet como herramienta de compra. Medidas como la aplicación de wifi dentro de las tiendas, con información sobre los productos y sus descuentos cobran cada vez más importancia en la futura lucha por la supervivencia comercial, informa ‘The Guardian’.

A esta tendencia hay que sumarle la imparable progresión de Zara, cuyo modelo de negocio gana enteros año tras años, y que se posiciona como más fuerza como gigante imbatible del textil. Esta semana conocíamos que el grupo al que pertenece, Inditex, pondrá en marcha este mismo año un portal de ventas on line en China, país en el que sigue apostando por la rápida expansión después de haber abierto 132 nuevos establecimientos en 2011. El anuncio lo realizó Pablo Isla, presidente ejecutivo del que es el mayor distribuidor textil del mundo, durante la presentación de los resultados correspondientes al pasado año: con un crecimiento del 12%, los beneficios netos alcanzaron los 1.390 millones de euros. Según Isla, Inditex abrirá más de una tienda al día durante todo 2012, continuando con un ritmo que en 2011 le permitió entrar en los mercados de Azerbayán, Taiwán, Australia, África del Sur y Perú, como recoge el ‘FT’.

Otro artículo, en este caso de ‘The Times’, incluye una gráfica al respecto, y ahonda también en lo cerca que está Zara de la “dominación mundial”, gracias a su apuesta por China, verdadero foco de su expansión internacional.

Una serie de argumentos que pueden hacer pensar en la extinción definitiva del comercio textil de medidas pequeñas o medianas, pero que aún encuentran ejemplos para la esperanza, para la diversificación de un sector en el que convivan varios actores. Es el caso de Ted Baker, firma de ropa masculina, cuyos beneficios han crecido un 14% en el último año, lo que se considera unos “excelentes resultados”. Un aliento que da pie a la empresa a arrancar su expansión internacional a lo largo de este año, en América del Norte y en Asia, según cuenta ‘The Guardian’.

foto: Newscast/Alamy

foto: Newscast/Alamy

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis, Textil. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s