Informe Masscom: Colombia se postula como nueva potencia emergente

 Hasta hace bien poco, las noticias que llegaban desde Colombia transmitía la imagen de una nación desangrada por la violencia y el narcotráfico. En los últimos tiempos, sin embargo, las heridas comienzan a cerrarse, dando paso a un nueva etapa de esperanza cuya expresión económica ha sido analizada esta semana por el diario ‘Financial Times’.

El titular del artículo que abre el especial es bastante explícito: ‘Una nación que se sacude la consideración de Estado fallido’. Colombia es la tercera economía de Latinoamérica, el segundo país en número de hispanohablantes (por detrás de México, pero por delante de España), y en muchos círculos internacionales se la describe como ‘la nueva Brasil’. Para entender la transformación de Colombia el mejor ejemplo lo constituye Medellín, una ciudad industrial con tres millones de habitantes que en los años 90 era considerada como ‘la capital mundial del asesinato’. Hoy, en cambio, Medellín acoge a multinacionales como Hewlett-Packard, que han hecho de la ciudad su base de operaciones en toda la región. Gran parte del mérito de que el PIB colombiano, cuyo volumen es de 390.000 millones de euros, esté creciendo al 6% anual cabe atribuírselo al gobierno del centrista Juan Manuel Santos, quien desde su llegada al poder en 2010 hizo de las cuestiones sociales su máxima prioridad. Además, Santos ha cerrado un tratado de libre comercio con EEUU, está manteniendo la inflación en un 3,4%, y ha lanzado un plan de modernización de las infraestructuras dotado de 100.000 millones de dólares.

José Antonio Ocampo, profesor en la Columbia University de Nueva York, firma otro artículo en el que subraya que Colombia ha conseguido eludir la recesión. El alza del precio de las materias primas ha espoleado a un país rico en recursos naturales como oro, petróleo y carbón. De hecho, las exportaciones de minerales y petróleo se han multiplicado por siete desde 2003, alcanzando un valor en 2011 de 37.000 millones de dólares, las dos terceras partes de las ventas al exterior. El problema es que se trata de sectores productivos que no generan demasiados puestos de trabajo, por lo que la tasa de desempleo se ha mantenido, pese al crecimiento, en torno al 10%.

El despertar colombiano también se percibe en Bogotá, donde Gustavo Petro alcanzó la alcaldía en octubre de 2011 con el compromiso de mejorar las infraestructuras, especialmente el transporte público. El primer proyecto consistirá en trazar una línea de tren eléctrico que conecte el casco antiguo de la ciudad, el barrio de negocios, y los suburbios del área norte. El segundo servirá para ampliar las redes del servicio de autobús TransMilenio hasta abarcar toda la capital, cambiando además sus motores para que sustituyan la gasolina por fuentes energéticas ecológicas. Pero Bogotá no es la única ciudad con ambiciones de ese tipo. Bernardo Gamboa, presidente de Conciviles, una de las constructoras más antiguas de Colombia explica con entusiasmo: “Tenemos más de siete ciudades cuya población supera el millón de habitantes, por lo que las comunicaciones son uno de los asuntos prioritarios para el país”. Desde la Agencia Nacional de Infraestructura se vaticina que las inversiones en el sector se triplicarán hasta 2014, gracias a la colaboración entre capital público y privado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis, Países. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Informe Masscom: Colombia se postula como nueva potencia emergente

  1. aADELA SUAREZ dijo:

    muy interesante este resumen………..abre muy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s