Análisis Masscom: Y sin embargo, España se mueve

¿Qué queda de un país cuándo todos los indicadores macroeconómicos están en caída libre? ¿Hay vida en la economía española más allá de la prima de riesgo, los datos sobre el desempleo, o las necesidades financieras de sus bancos? Partamos de la base que la semana que despedimos ha sido una de las peores (y van muchas) de la historia reciente de la economía española. Y sin embargo, aun cuando todo apunta hacia el abismo, algo se mueve en la dirección opuesta: empresas consolidadas, reverdecidas amistades internacionales, nuevas oportunidades en mercados emergentes o emprendedores que no sucumben al desaliento. Todo ello está pasando en España, y ha sido noticia en la prensa internacional.

En The Guardian aparecía un artículo que destacaba la buena trayectoria de Zara y del grupo Inditex que, gracias a un “astuto modelo de negocio” y a una hábil estrategia de expansión exterior, cosecha beneficios hasta 300 millones de euros superiores al banco Santander, o 190 más que Telefónica. Éxitos atribuibles a la gestión de Amancio Ortega, el quinto hombre más rico del mundo, que aún mantiene una participación en la empresa del 59%, convertida ahora en la de más envergadura de las españolas que cotizan en bolsa.

En el ámbito internacional, España intenta aprovechar su posición privilegiada respecto a Latinoamérica. Esta semana, una importante misión comercial y económica encabezada por el rey Juan Carlos I llegaba a Brasil.  Dilma Roussef se ha mostrado como una excelente anfitriona, defendiendo la necesidad de coordinar los esfuerzos internacionales y de apostar por el crecimiento: “Brasil está listo para ayudar. La solución a la crisis económica global es más crecimiento mediante distribución del ingreso”, explicó. En cuanto a España, la presidenta expresó su confianza en que  “los españoles podrán encontrar soluciones”. Emilio Botín, uno de los miembros más destacados de la comitiva española, ha reivindicado la importancia del mercado brasileño, ya que “quien no está en Brasil, no está en Latinoamérica.”

Desde China conocíamos la pujanza del aceite de oliva  en su mercado interno:              el gigante asiático cerró 2011 con unas importaciones que alcanzaron las 32.000 toneladas, lo que supuso un incremento del 60% en la tasa interanual. De mantenerse esa tendencia, el gigante asiático se convertiría en 2015 en el mayor consumidor mundial, con un volumen de importaciones de 160.000 toneladas, equivalente al 5,3% de la demanda en todo el mundo. Con esos datos, el mercado chino se está convirtiendo en la gran esperanza de los productores tradicionales de aceite de oliva, situados en España, Grecia e Italia.

‘Financial Times’ ha dedicado esta semana su sección de ‘Emprendedores’, al caso de los españoles Felipe Navío García y Juan Urdiales, fundadores de jobandtalent.  La empresa, que acaba de instalarse en la City de Londres, ayuda a los empleadores a encontrar nuevos trabajadores a partir de las redes sociales. Al darse de alta en su web, el usuario permite que ‘jobandtalent’ tenga acceso a sus perfiles de Facebook y LinkedIn, de donde se puede obtener una información muy valiosa para poner en contacto a las empresas y las personas que estén buscando trabajo. Tras unos titubeantes comienzos, el proyecto se ha consolidado, y espera obtener 1,2 millones de euros este año, que se multiplicarán por 10 en 2014.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Países. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s