Análisis Masscom: Altos vuelos para el bajo coste

Las últimas estimaciones de la International Air Transport Association (IATA) no son precisamente halagüeñas para el sector de las aerolíneas. Según este organismo las pérdidas podrían superar los 1.100 millones de dólares. La crisis en Europa preocupa más ahora, dice el artículo de ‘The Times’, que el aumento del precio de los carburantes, principal preocupación en el sector hasta ahora, lo que va a motivas que los beneficios “caigan en picado” a lo largo del presente año.

Esta misma semana leíamos en ‘The New York Times’ que la región de Asia-Pacífico podría ser una excepción a ese sombrío panorama, debido a la cantidad de destinos, de gran atractivo turístico, que comprende la zona. Así lo demuestra los más de 2.000 millones de dólares en beneficios que va a cosechar este sector, según los analistas de la IATA, lo que supone la mayor cantidad registrada por una sola región. Nuevas aerolíneas emergen rápido ante esta prometedora realidad, como AirAsia Japan o Peach, en una expansión que según los expertos no está construida en el aire, sino que tiene base sólida.

Similares sensaciones son las que se contemplan en África, o en al menos en la conjunción de varios países juntos, como informa ‘The Guardian’. Como se puede leer en el artículo, Sir Stelios, fundador de easyJet está embarcado en un proyecto para impulsar vuelos baratos en Kenia, Tanzania, Ghana o Angola, a través de la compañía Fastjet, de la que es un importante accionista. El objetivo es ambicioso, ya que busca transportar a unos 12 millones de pasajeros al año, lo que supondría un importante incremento para el medio millón que viaja actualmente.

Apuestas por los vuelos de bajo coste en territorios con pocos servicios de este tipo, como países de regiones africanas con poca infraestructura pero mucha población que demanda volar, pero también en Asia, donde el turismo pesa cada vez más. Un hueco para la inversión que contrasta con la perpectiva general de Occidente, que queda patente en la profunda reestructuración en la que se haya inmersa Air France, que implicará la desapareción de 5.000 puestos de trabajo en los próximos tres año, el 10% de su fuerza laboral, detalla ‘Le Monde’.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis, Transportes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s