Resumen de prensa internacional: el plan de rescate y los recortes de Rajoy

Que durante esta semana España haya copado mucho espacio en la prensa mundial no puede resultar sorprendente puesto que, según ha augurado  Paul Krugman con cierta grandilocuencia, es en nuestro país dónde se librará la batalla final del euro.  Más extraño resulta, en cambio, que los medios extranjeros desvelen aspectos del ‘plan de rescate’ europeo a menudo soslayados por nuestra prensa, como la imposición emanada de Bruselas  de que no sean atendidas las reclamaciones de los perjudicados por la adquisición de preferentes. El mundo ha mirado estos días  hacia España y sus recortes, y nosotros tenemos que mirar hacia fuera para enriquecer la visión de lo que aquí ha sucedido.

El martes, Financial Times  informaba de  la reunión del Eurogrupo del día anterior, que finalizó con un acuerdo sobre la estructura del plan de rescate para la banca española, un memorándum que permitiría inyectar los primeros 30.000 millones de euros del fondo europeo, y que incluye como los requisitios  de una nueva ronda de pruebas de solvencia para las instituciones financieras más importantes del país,  y la creación de un ‘banco malo’. Las primeras ayudas se transeferirán al FROB, por lo que contabilizarán como deuda pública, pero una vez se cree el nuevo supervisor bancario para la UE, los créditos irán directamente a los bancos que, como contrapartida, tendrán que adoptar las reformas que se les indique desde Bruselas. Ese mismo día, el gobierno de Mariano Rajoy recibía un balón de oxígeno  de sus socios comunitarios, al anunciar lla Comisión Europea que España dispondrá de un mayor margen en términos temporales para alcanzar los objetivos sobre reducción del déficit. Para este año, se fija  el objetivo en el 6,3% del PIB, un punto más de lo previamente impuesto, en 2013 se pasa del 3% al 4,5% y en 2014 se establece el 2,8%.                              

El martes, Financial Times advertía de que la Unión Europea estaba presionando a las autoridades españolas para que erradiquen algunos tipos de productos financieros de los bancos españoles. Según el memorándum publicado un día antes, las entidades que se acojan a las ayudas procedentes de Bruselas tendrán que deshacerse de los denominados productos ‘híbridos’,  como  acciones preferentes y bonos secundarios. El problema es que gran parte de esos instrumentos de financiación, cuyo monto se estima en 67.000 millones de euros, está en manos de los pequeños ahorradores, a quienes se les colocó las preferentes aprovechándose de su fidelidad e ignorancia. La otra gran condición impuesta desde Bruselas es la pérdida de poderes del Banco de España, cuya acción supervisora pasará a recaer en las instituciones comunitarias. En relación a las preferentes, WSJ informa hoy mismo de que “fiscales españoles preparan demandas colectivas contra bancos”. La denuncia se basa que los bancos vendieron esos valores como inversiones seguras, a sabiendas de que era mentira. El diario estadounidense también subraya la imposición de Bruselas, que quiere que quienes tienen esas acciones asuman pérdidas, y el perfil de sus dueños, que no son  “sofisticados gestores de fondos, los bancos españoles se los vendieron a sus propios clientes, muchos de los cuales son jubilados y trabajadores de clase media.”

En cuanto al duro plan de recortes presentado por el Ejecutivo, destacamos el crítico editorial de ‘The Guardian’. “Fue un giro tan espectacular como el que se llevó por delante el prestigio de su predecesor José Luis Rodríguez Zapatero”, arranca el texto en referencia a la comparecencia de Mariano Rajoy ayer en el Congreso. Y es que el líder popular ha estado durante meses, en la oposición y en el gobierno, insistiendo en que no subiría el IVA de modo enfático. Esta contradicción pasará factura a un Rajoy que no puede refugiarse en el legado recibido indefinidamente. Las medidas adoptadas no plantean, además, ningún estímulo para la economía, por lo que difícilmente podrá el país salir del atolladero en el que está, y que le obliga a financiarse por encima del 7%, concluye el editorial.

Más templado, ‘Financial Times’ titula “Se eleva de tono el debate sobre los beneficios de la autoridad fiscal”. En la noticia se cuenta que el nuevo paquete de medidas que ayer presentó el gobierno español aviva más si cabe el encendido debate de las últimas semanas, en el que se alinean en un bando los defensores de los recortes y la austeridad, y en el otro los críticos de esos recortes y defensores de las políticas de crecimiento. A medio camino, sorprendentemente, podría situarse al propio Fondo Monetario Internacional que, aun aplaudiendo la ‘consolidación fiscal’, alerta sobre sus perniciosos efectos para la demanda. “España está en un agujero y está cavando para hacerlo más profundo. Necesita crecimiento, demanda, no austeridad”, explica Gerard Lyons, economista jefe de  Standard Chartered. Su homólogo en General Electric le responde: “Las medidas de austeridad de Madrid envían la importante señal de que, además de recibir ayuda de la eurozona, España está haciendo un esfuerzo adicional para mantener su política fiscal controlada”.

Finalmente, merece ser reseñado que ‘The Guardian’ ha sido responsable de uno de los mejores vídeos realizados sobre la marcha minera. Felicitamos a Giles Tremlett, su corresponsal en España, y Jason N Parkison, responsable de esas imágenes.  

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Resúmenes de prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s