Análisis Masscom: Energías renovables sí, pero en el exterior

A finales de julio, la compañía Acciona comunicó que no invertiría más en energías renovables en España, aunque continuaría con su expansión en el exterior. Un revés para España que se encuentra en una línea de recortes que afectan especialmente a este sector, con una política pública liderada por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, más proclive a la austeridad que a la inversión.

Pero la tendencia mundial parece seguir otros derroteros, con una apuesta decidida por unas energías que en el futuro próximo dejarán de conocerse como ‘alternativas’. El año pasado, leemos en el ‘Financial Times’, ciertos pronósticos económicos se aventuraban a afirmar que la electricidad generada por centrales nucleares serían tan o más barata que la procedente de fuentes naturales, como parques eólicos, paneles solares o gas. Con el tiempo, varios expertos han cuestionado estas aseveraciones, sobre todo teniendo en cuenta que los precios de mercados de los paneles solares han sufrido fuertes bajadas, al igual que las turbinas eólicas, y mientras los yacimientos de gas de esquisto hacen pensar en facturas de gas mucho más económicas. Una serie de razones, unidas a la crisis de Fukushima y al rechazo alemán por lo nuclear, que hacen pensar en un mix de gas y energías renovables como fuentes energéticas dominantes en el futuro.

 ‘The Economist’ dedicaba un artículo, en su última edición, a la nueva dimensión en materia energética en la que está entrando Alemania, donde en regiones como North Friesland se está dando un auténtico ‘boom’ de la energía eólica, gracias al ‘Energiewende’, un plan diseñado para estimular el paso de las energías fósiles y nucleares a las renovables. Se empezó a “soñar” con él en los 80, llegó a cobrar forma política en 2000 y se aceleró su implantación después del desastre de Fukushima, en marzo de 2011. Una transformación que está siendo el asombro del mundo, pero que no será fácil. En 2025, se calcula que el precio de la electricidad al por mayor costará un 70% más, se requerirán nuevos tendidos de transmisión energética y unos generadores de apoyo para suplir la intermitencia de los recursos como el sol y el viento.

Contrasta esta apuesta firme, organizada y estructurada, con la realidad de otro país, India, motivo de un reportaje publicado también esta semana en el semanario británico. El domingo 29 de julio se produjeron una serie de apagones en India que hicieron que el pais pareciera “el set de rodaje de una película de desastres”: Carreteras sin iluminación, caos en las comunicaciones, trenes paralizados, plantas de tratamientos de agua que quedan inertes, mineros atrapados en las minas de carbón… Todo producto de una serie de desabastecimientos energéticos que afectaron a más de 600 millones de personas. Una serie de cortes que no podría haber llegado en peor momento, dice el redactor, cuando la economía se está ralentizado, el gobierno se muestra débil y la sequía asola buena parte del suelo indio.

Un vasto territorio el indio con mucho, sino todo, por hacer en cuanto a la inversión en energías renovables, donde precisamente Acciona sí sigue invirtiendo.

FOTO: JAVIER F. MAGARIÑO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis, Renovables. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s