Análisis Masscom: Combates en el aire

La competencia entra las distintas aerolíneas está llevando a las mismas a proponer soluciones imaginativas (o excéntricas), según se mire. Es el caso de Delta Air Lines, la aerolínea estadounidense, que ha comenzado a utilizar varios Porsches Cayenne S, valorados en 66.000 dólares, para recoger a los pasajeros ‘vips’ en sus vuelos y trasladarlos hasta la terminal. El servicio reproduce una estrategia comercial similar utilizada por Lufthansa y Air France, con la que se intenta seducir a los clientes de mayor poder adquisitivo, quienes siendo sólo un 25% del total de los pasajeros generan un 75% de las ganancias de las aerolínaes estadounidenses, como informa el ‘WSJ’.

En Reino Unido, las aerolíneas de bajo coste también dirigen su mirada hacia las clases más pudientes, en este caso los diputados y personal de la Cámara de los Comunes, con los que EasyJet acaba de sellar un acuerdo. Podrán reservar billetes con muchos tipos de facilidades, como importantes descuentos o la posibilidad de cambiar la fecha de las reservas. La aerolínea de bajo coste intenta de este modo aprovechar la tendencia a la reducción de gastos que se ha impuesto en la esfera pública británica y, de paso, engrosar su caja registradora. Más detalles en el artículo del ‘Financial Times’.

Medidas que se podrían ir desgastando a las compañías ‘majors’, como la alemana Lufthansa, que en el primer semestre del año acumuló unas pérdidas de 168 millones de euros, cifra parecida a la registrada en el mismo periodo del año anterior. Ante este panorama, Lufthansa acaba de anunciar que creará una aerolínea de bajo coste, que se prevé comience a operar en enero, y que ofrecerá sobre todo vuelos en el interior de Alemania, para contrarrestar la competencia de las ‘low cost’. Esta noticia no ha sentado nada bien en la tripulación de cabina de la aerolínea, cuyos 18.000 empleados ven peligrar sus puestos de trabajo (ya ha habido recortes de plantilla), como leemos en ‘The Times’.

En plena marejada de críticas sobre la seguridad de los aviones de bajo coste de Ryanair, su presidente, Michael O’Leary, reconoce que las ventas de billetes no se han visto afectadas, es más, van mejor que nunca. Argumentos que se ven con recelos desde las grandes operadores, y que alimentan incluso las ‘conspiranoias’ en cuanto a maniobras de desprestigio presuntamente orquestadas por gobiernos como el de España, donde la irlandesa Ryanair factura mucho más que la local Iberia.

¿Peligran las aerolíneas de todas la vida? Difícil responder. Lo que parece claro es que las espadas están en alto y quien se descuide podría caer en picado.

Avión de Delta Airlines, en una imagen de archivo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aerolíneas, Transportes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s