Análisis Masscom: Resumen 2012 por sectores

Concluimos con esta segunda entrega el resumen de la información económica que en Masscom hemos recabado y valorado a lo largo de todo 2012. Nos centramos ahora en los sectores, atendiendo a las noticias que más que testimoniar algo pasado, sugieren ideas de inversión para 2013.

1. Comercio

En febrero, Walmart decidía apostar por un sector cada vez más en boga, el de los productos saludables. Aquellos con bajas calorías, que no provocan colesterol y ofrecen vitaminas y nutrientes en abundancia, explicaba The New York Times, pasaban a llevar la etiqueta ‘Great For You’. Esto puede suponer un agravio comparativo, favoreciendo a unos productos en vez de a otros. Depende ahora del fabricante saber beneficiarse de esta circunstancia, para apostar por un tipo de producto u otro. Ese mismo mes otro gigante de la distribución como Tesco avanzaba en el packaging eficiente. Un tipo de envase que beneficia enormemente a productos como tomates y aguacates, cuya vida puede ser alargada considerablemente gracias a los nuevos envoltorios. Además, con ello se reduce en gran medida el desperdicio de comida, al retardar el momento en que dejan de ser aptos para el consumo. No es descabellado pensar que, con estos nuevos envoltorios, la demanda de productos frescos vaya a crecer.

Pero si en 2012 hay una modalidad que se ha revelado decisiva para la actualidad del comercio, ésa es la del ‘e-commerce’. En ese sentido, China Internet Network Information Center vaticinaba que el gigante asiático se convertirá en 2015 en la primera potencia mundial, tras constatar cómo en 2006 sólo el 10% de la población urbana realizaba compras online y en 2010 la cifra subió hasta el 23%. De continuar la progresión, en 2015 ese porcentaje será del 44%. En México la prensa generalista contaba que las ventas a través de internet han multiplicado por dos en apenas dos años al pasar de compras por 3.000 millones de en 2010 a 6.000 millones al cierre de 2012.

2. Alimentación

Otro sector que ha mantenido su fortaleza en 2012, al margen de los vaivenes financieros, es el de la alimentación, base de la pirámide consumista. Lo demostraba los cien años que en marzo cumplía la clásica galleta Oreo, en inmejorable salud, como publicaba Le Monde. Es la galleta más vendida del mundo, con presencia en más de cien países, y reporta cada año más de 1.500 millones de dólares a su casa matriz Kraft.

Desde China nos llegaban dos noticias que ilustran su consolidación como gran actor mundial, también en el sector de la alimentación. Así, conocíamos la pujanza del aceite de oliva en su mercado interno: el gigante asiático cerró 2011 con unas importaciones que alcanzaron las 32.000 toneladas, lo que supuso un incremento del 60% en la tasa interanual. De mantenerse esa tendencia, China se convertirá en 2015 en el mayor consumidor mundial, con un volumen de importaciones de 160.000 toneladas, equivalente al 5,3% de la demanda en todo el mundo. Con esos datos, el mercado chino se está convirtiendo en la gran esperanza de los productores tradicionales de aceite de oliva, situados en España, Grecia e Italia.
En clave más innovadora, en mayo los grandes almacenes británicos Marks & Spencer anunciaban el lanzamiento de las nuevas papples. El nombre técnico de esta fruta es T109 y aún no cuenta con una denominación oficial, aunque popularmente se le empieza a aplicar ese término, papple, que surge de la contracción de las palabras inglesas pear –pera– y apple –manzana–. “Es una de las variedades más excitantes que hemos visto en los últimos años”, decía el experto frutícola de Marks & Spencer.

3. Bebidas alcohólicas

Desde el vino hasta el whisky, pasando por la cerveza, la industria de las bebidas alcohólicas ha capeado la crisis en 2012 con buena salud, gracias a la globalización del consumo. En efecto, la caída de la demanda en los mercados tradicionales ha sido compensada por su incremento en los emergentes. Tal es el caso de Budweisser: mientras el consumo en su mercado doméstico -el estadounidense- descendía, la cervecera comenzaba a atraer nuevos consumidores en países tan importantes como China, Brasil y Rusia. Algo similar sucede con el whisky escocés, que ya causa furor en Asia, África, Latinoamérica, Europa oriental y Oriente Medio. Los gigantes del sector, empresas como Diageo PLC y Pernod Ricard SA, se frotan las manos ante la constatación de que, en palabras del presidente ejecutivo de Diageo, “la industria del whisky está disfrutando de un periodo de tremendo crecimiento en todo el mundo”.

El vino gozaba de datos especialmente positivos porque, sin que su consumo descienda en sus mercados históricos, está adquiriendo un peso cada vez mayor en China. Según leíamos en Le Monde, Estados Unidos se convirtió en 2011 en el país del mundo que más vino demandó, superando a Italia y Francia, aunque la importancia de China es cada vez mayor.

España, como uno de los mayores productores mundiales, debería felicitarse por esas cifras. Precisamente el vino español protagonizaba uno de los artículos de Will Lyons, especialista del ‘Wall Street Journal’ en la materia. A su juicio, España tiene una de las producciones vinícolas más fascinantes del mundo: varios de los mejores caldos actuales proceden del noroeste hispano, y son elaborados de forma artesanal por productores pequeños y frecuentemente jóvenes. Destaca el uso de variedades de uva como la albillo, la graciano o la mencía en un país que lleva produciendo vino 3.000 años y que disfruta de una gran variedad en su oferta, gracias a su diversa geografía.

4. Industria aeronáutica

La industria aeronáutica encaraba el verano con excelentes noticias para Airbus y Boeing, casi los dos únicos actores del sector. La fabricación de aviones, no obstante, ofrece el suficiente espacio para que despunten otras pequeñas firmas, que aspiran a entrar en uno de los combates comerciales más enjundiosos del momento.

En junio conocíamos a través de WSJ que Randy Tinseth, vicepresidente de márketing de Boeing Commercial Airplanes, había trazado un “soleado” panorama para la industria de la aviación durante las próximas dos décadas. En una comparecencia que tuvo lugar en Londres, Tinseth pronosticó que en ese periodo la compra de aviones de pasajeros moverá 4,5 billones de dólares, lo que implica la venta de 34.000 nuevas aeronaves. Un 41% de las compras se realizarán para reemplazar aviones antiguos. “El mercado mundial de la aviación es mayor, más profundo y más diverso de lo que habíamos visto hasta ahora”, concluyó Tinseth.

Ese mismo mes, Airbus anunciaba que abrirá una planta de ensamblaje de sus aviones en Mobile, en el estado de Alabama. La noticia fue encajada con preocupación por Boeing ya que, según las previsiones de su gran rival, ésta pasará de copar un 20% del mercado de aeronaves civiles a una cota del 50%. El plan de Airbus llega en el momento oportuno, cuando la demanda está a punto de repuntar en EE UU después de varios años de caída. La causa: el envejecimiento de muchos aviones va a obligar a numerosas aerolíneas a renovar su flota en los próximos años.

Pese a su feroz competencia, el pastel de la aviación es demasiado grande para ser engullido por dos únicas firmas. O eso, al menos, debe pensar GNK, empresa de ingeniería que cerraba un acuerdo con Volvo para la compra de su división dedicada a la construcción de aviones por 633 millones de libras. Con ello, GNK pretendía aumentar su presencia en el sector de la aviación civil, del que se espera un importante crecimiento durante los próximos años gracias a la emergencia de las clases medias en China, Brasil e India. Esta expansión compensará la caída en la demanda de aeronaves militares, lógica consecuencia de las estrecheces por las que atraviesan muchos Estados.

5. Sector energético

A finales de julio, la compañía Acciona comunicó que no invertiría más en energías renovables en suelo español, aunque sí iba a continuar con su expansión en el exterior. Un revés para España, que se encuentra en una línea de recortes que afectan especialmente a este sector, con una política pública liderada por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, más proclive a la austeridad que a la inversión.

Pero la tendencia mundial parece seguir otros derroteros, con una apuesta decidida por unas energías que en el futuro próximo dejarán de conocerse como ‘alternativas’. En 2011, informaba Financial Times, ciertos pronósticos económicos se aventuraban a afirmar que la electricidad generada por centrales nucleares serían tan barata o más que la procedente de fuentes naturales, como parques eólicos, paneles solares o gas. Con el tiempo, varios expertos han cuestionado estas aseveraciones, sobre todo teniendo en cuenta que los precios de mercado de los paneles solares han sufrido fuertes bajadas, al igual que las turbinas eólicas.

A las renovables dedicaba ‘The Economist’ un artículo, destacando la nueva dimensión en la que está entrando Alemania en materia energética, donde en regiones como North Friesland se está experimentando un auténtico ‘boom’ de la energía eólica gracias al Energiewende, un plan diseñado para estimular el paso de las energías fósiles y nucleares a las renovables.

En cuanto al gas, 2012 ha sido el año del ‘gas esquisto’. Se trata del combustible
‘incrustado’ en las rocas del tipo esquisto, que ya es una seria alternativa al petróleo, cada vez más caro y escaso. El potencial del gas esquisto está a punto de penetrar en Europa oriental, según leíamos en Wall Street Journal, que basaba sus conclusiones en la ingente afluencia de inversiones en petróleo y gas, con un furor no visto desde la caída del muro de Berlín. Pero ha sido Estados Unidos la cuna de la revolución del gas esquisto, aunque las mismas técnicas que la hicieron posible en suelo estadounidense están siendo exportadas a todos los puntos del planeta. Chevron, por ejemplo, está buscando nuevos pozos en toda Europa del Este, desde Polonia a Rumanía, pasando por Ucrania y Bulgaria. Y es que según la Administración de Información Energética, una agencia federal de EEUU, en los próximos años se podría incrementar la extracción de gas en un 40%, gracias al acceso de las nuevas reservas de esquisto. Finalmente, en China se subastaron durante octubre licitaciones para la explotación de 20 bloques de 20.002 metros cuadrados distribuidos entre siete provincias y un municipio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s