Análisis Masscom: El futuro de la telefonía se ha dado cita en Mobile World Congress 2013

 

Esta semana el mundo de la telefonía móvil ha mirado hacia Barcelona, ciudad en la que se ha celebrado  la feria más importante del sector: el Mobile World Congress.

En el diario mexicano ‘El Universal’ se informaba el lunes de la apertura de un congreso en el que se esperabala participación de más de 60.000 personas. El evento ha estado organizado por GSMA, que representa los intereses de cerca de 800 operadores de telefonía móvil de todo el mundo y de más de 230 compañías del ecosistema móvil,  incluyendo fabricantes de teléfonos, compañías de sotware, proveedores de equipos y compañías de Internet.

A lo largo de la semana se han sucedido noticias que delimitan el escenario en el que se desarrollará en los próximos meses. El martes, Financial Times contaba que, con la intención de erosionar el domininio de Apple y Google en el sector de los ‘smartphones’, 18 de los operadores de telefonía más importantes del mundo (Telefónica y China Unicom entre otros) han dado su apoyo al desarrollo de un nuevo sistema operativo que está realizando Mozilla Firefox. Entre los fabricantesa de teléfonos interesados en el proyecto se encuentran LG, ZTE y Alcatel, que tiene previsto comenzar a suministrar a Telefóncia ‘smartphones’ adaptados al nuevo software a mediados de este año, para que comiencen a venderse en Brasil, Colombia, España y Venezuela.              

Uno de los temas estrella del congreso ha sido las oportunidades que brindan las economías emergentes tanto a operadores de telefonía como a fabricantes de dispositivos. “Los próximos mil millones de clientes de telefonía móvil surgirán en África y Asia, por lo que esos dos continentes son nuestros objetivos” declaraba en una presentación Manoj Kohli, presidente ejecutivo de la india Bharti Airtel, subrayando además que para crecer en esos mercados se deben desarrollar ‘tablets’ y ‘smartphones’ más económicos.

Precisamente a abaratar costes contribuirán los nuevos modelos que Nokia ha presentado. Dos de los dispositivos pertenecen a la línea Lumia y operarán con el software de Microsoft: el Lumia 720, muy similar a los modelos más caros pero con especifiaciones para los mercados asiáticos, y el Lumia 520, que se venderá por 139 euros, el precio más bajo de los que ofrece la compañía finlandesa. En declaraciones a FT Stephen Elop, presidente ejecutivo de Nokia, expone las dos líneas de trabajo que se priorizarán en los próximos meses: por un lado, entrar en las economías emergentes de China, India y África; por otro lado, desembarcar en el mercado de las tabletas.                                                                                                                                        

El avance y consolidación del pago mediante dispositivos móviles ha sido otro de los temas que más atención ha suscitado. Por un lado, MasterCard ha presentado MasterPass, el sistema de pago por móvil esperado durante mucho tiempo. MasterPass estará disponible en Canadá y Australia a finales de marzo, y en EEUU y Reino Unido en verano y primavera respectivamente. MasterCard ha cerrado acuerdos de colaboración con cadenas de distribución como Argos y Boots en Reino Unido, American Airlines en EEUU, y entidades financieras como BNP Paribas, Banco Santander o Citi. Por otro lado, Visa ha hecho público el acuerdo con Samsung para utilizar la tecnología NFC (‘near field communications’ o ‘comunicaciones en un área cercana’) de sus móviles como medio de pago a distancia. Según las estimaciones de Visa, el número de operaciones de ese tipo se cuadriplicó el pasado año, alcanzando los 13 millones de transacciones.             

Otro acuerdo de colaboración, más novedoso si cabe, ha sido el protagonizado por el operador de telecomunicaciones estadounidense AT&T y General Motors , para instalar y suministrar servicios de internet de banda ancha ultrarápida en coches a partir del próximo año. Este tipo de tecnología se conoce como 4G o ‘long-termine evolution’ (‘evolución a largo plazo’), la próxima generación de telecomunicaciones móviles que con el acuerdo citado desembarca en el mercado del automóvil. “Nosotros vemos el coche como otro dispositivo inalámbirco, como un gran ‘smartphone'”, explicó Glean Laurie de AT&T. Los nuevos vehículos saldrán a la venta a mediados del próximo año e incorpararán una amplia gama de servicios, como navegación y acceso a internet.                 

Las inciativas políticas también han tenido su espacio en la feria. El discurso más relevante, el realizado por  Neelie Kroes, comisaria europea de tecnología digital, que planteó  la necesidad de crear un mercado único para la telefonía móvil en la UE. En una conferencia impartida en el congreso, Kroes esbozó un plan de acción  que requeriría de inversiones por 27.000 millones de euros sin escatimar  comentarios alarmistas ya que, según sus propias palabras “en la actualidad estamos cerca de un colapso de la sostenibilidad”. La comisaria criticó a las autoridades nacionales por no desarrollar las redes 4G ni agilizar la concesión de licencias, algo que “está matando a la economía”.        

130301_Mobile_World_Congress                                                

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Análisis, Resúmenes de prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s