Análisis Masscom: La innovación tecnológica demuestra su rentabilidad

Dos empresas españolas han sido noticia esta semana por sus propuestas  en innovación tecnológica.  Un dato para el optimismo y ejemplo de que la innovación ofrece resultados económicos a corto plazo.  

‘Caleidoscopio’ es el nombre del proyecto tecnológico puesto en marcha por Repsol en 2007 para desarrollar herramientas con las que visualizar estructuras de roca enterradas a gran profundidad y reducir la incertidumbre que acarrea el negocio de la prospección petrolífera. En el curso del mismo, gracias al superordenador ‘Mare Nostrum’ se han conseguido localizar yacimientos en algunas de las estructuras geológicas más complejas del mundo, como los legendarios pozos en la costa de Campos Basin, en Brasil. “Cuando se es un grupo pequeño que gasta 150 millones de dólares por pozo, se tiene que racionalizar mucho el gasto”, ha declarado a FT  el presidente de la compañía Antoni Brufrau.

Gracias a esa tecnología Repsol ha cerrado un acuerdo con el Estado de Angola por el que se compromete a poner al servicio de los ingenieros de Sonangol la tecnología de ‘Caleidoscopio’. Los angoleños quieren aprovechar los avances técnicos en la prospección realizados por la petrolera española, aplicándolos a la exploración de yacimientos ‘pre-salt’, aquellos que presentan más dificultades por estar situados en primera línea de costa. Parece que Repsol quiere volcarse en  el negocio de la exploración para compensar las pérdidas derivadas de la nacionalización de YPF.                                                                                                                                                       

Telefónica se ha visto obligada a apostar por la innovación porque, tal y como ha sucedido a todas las grandes operadoras de telefonía móvil, el lanzamiento de ‘start-ups’ digitales como Skype o WhatsApp ha perjudicado sus intereses comerciales, perdiendo cuota del mercado más tradicional del sector. Para intentar compensar la caída en los servicios de telefonía tradicionales la empresa española lanzó el pasado año ‘Telefónica Digital’, cuyo mayor éxito ha sido hasta la fecha el desarrollo de la conocida como ‘internet de las cosas’: aquellos sistemas de transmisión de datos entre dispositivos, como los que conectan los contadores de los hogares con las compañías que suministran el servicio, o los sensores que avisan a un ganadero cuando va a parir una res. Según las estimaciones de los analistas, el mercado de esta ‘internet de las cosas’ movió el pasado año 65.000 millones de euros, y se prevé un rápido crecimiento en los próximos años. Telefónica, con el desarrollo de proyectos como el de la ‘ciudad inteligente’ de Santander, está en la vanguardia de ese mercado.

Precisamente esta semana se ha presentado en la sede del Instituto Cervantes de Beijing  el ‘Smart City Expo World Congress 2013’, el congreso más importante del mundo sobre ciudades inteligentes. El evento, organizado por Fira de Barcelona, se desarrollará del 19 al 21 de noviembre en la capital china gracias a la colaboración de asociaciones sectoriales del país asiático. Entre los participantes en la rueda de prensa de presentación, se encontraban José Luis Kaiser, consejero económico y comercial de la embajada española, y Luis Gómez, director internacinal del congreso Smart City.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tecnologías. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s